Entrevista a Robert P. Reilly

Estados Unidos debe volver a las tradiciones de sus Padres Fundadores

Traemos al público hispano esta fabulosa entrevista que el sitio web estadounidense MercatorNet hizo al investigador conservador de Relaciones Internacionales  Robert P. Reilly sobre su última obra, America on Trial: A Defense of the Founding, donde bucea en los valores que gestaron la República Estadounidense y nos exhorta a recuperar el sentido de virtud cívica que predominó en esta envidiable e inigualable generación de estadistas y pensadores. En verdad, se trata de un llamamiento al pueblo estadounidense para que indague en su propia Historia e Identidad. Vayamos, pues, a la traducción al español de la entrevista:

MercatorNet: Los valores fundacionales, la Declaración de Independencia, la Constitución o El Federalista fueron realmente nobles e inspiradores y, siendo todo esto bueno, ¿por qué está fallando este país?

Robert P. Reilly: Lo que está fallando es que los valores de nuestra independencia, que nuestros Padres Fundadores consideraban que se situaban en el marco de lo trascendente, ya no son considerados ciertos e inmutables.

El progresista Woodrow Wilson, presidente durante la Primera Guerra Mundial, es un ejemplo claro de esto que digo. Dijo: “No estamos obligados a adherirnos a las doctrinas sostenidas por los firmantes de la Declaración de Independencia” ¿Por qué no? Porque, según Wilson, el gobierno está sujeto a la evolución y “solo es responsable ante Darwin”. Darwin, por supuesto, no creía que todos los hombres habían sido creados iguales por Dios.

Demos un gran salto temporal hasta el presidente Barack Obama. Este escribió: “De manera implícita en la estructura -de la Constitución-, en la idea misma de la libertad ordenada, estaba el rechazo de la verdad absoluta, la infalibilidad de cualquier idea o ideología o teología o 'ismo', y cualquier consistencia tiránica que pudiera bloquear a las generaciones futuras en un curso único e inalterable ". En otras palabras, la verdad no te libera. La verdad te esclaviza. Por lo tanto, la libertad requiere el rechazo de la verdad objetiva, lo que nos lleva a donde estamos hoy.

En cualquier caso, la fundación fue tan sólida que, incluso en una condición moralmente degradada como la de Estados Unidos hoy en día, todavía está en una situación algo mejor que la de los países de donde vinieron muchos de nuestros antepasados. Están en peor situación porque tenían menos anticuerpos para combatir los virus de las ideologías modernas que estuvieron a punto de acabar con la civilización occidental. Tanto el nazismo como el comunismo negaron que todas las personas hayan sido creadas iguales. Los primeros por su teoría racial de la historia y los segundos por su visión de la Historia como una constante lucha entre distintas clases.

Los valores fundacionales de Estados Unidos no se basaron en una teoría de la historia, sino en “las leyes de la naturaleza y del Dios de la naturaleza”, y fue el baluarte indispensable contra estas ideologías de odio, como lo ha sido más recientemente contra el totalitarismo islamista.

Hoy, sin embargo, estamos siendo testigos de la re-tribalización de la sociedad en las llamadas "políticas de identidad", que son simple y llanamente una síntesis de las teorías históricas de la raza y la lucha de clases. Es solo otra forma de negar una humanidad común, que los bárbaros en las calles están demostrando con su comportamiento violento.

MN: El villano de tu historia sobre la república estadounidense es el historicismo alemán. ¿Puede explicar cómo influyó este en la historia intelectual estadounidense?

RR: El historicismo alemán fue importado por una gran cantidad de estudiantes estadounidenses que fueron a Alemania para realizar sus estudios universitarios durante la segunda mitad del siglo XIX y por profesores alemanes que vinieron aquí para enseñar en nuestras universidades.

El historicismo propugna que, a medida que cambian las circunstancias históricas, también cambian los significados de las palabras, así como la noción respecto a lo qué es el Bien y el Mal. Todo dependerá de la circunstancia histórica. Ahora estamos en un tiempo y lugar diferente con diversas nociones de lo que es la “Verdad”. No hay verdades transhistóricas inmutables arraigadas en un orden trascendente. El historicismo borra la autoridad moral de la naturaleza, tomada como un reflejo de la razón de Dios por nuestros Padres Fundadores, de la cual la Declaración de Independencia fue una expresión explícita, y la reemplaza por el relativismo moral.

Una vez que te deshaces de la naturaleza, de "las leyes de la naturaleza y del Dios de la naturaleza", realmente no existen estándares contra los cuales juzgar el comportamiento moral o cualquier otro aspecto de nuestra forma de actuar. De esta forma, todos podemos volvernos “auténticos”, siendo simplemente nosotros mismos, sin otra medida que nosotros mismos. Quedamos atrapados en el narcisismo y nos aislamos profundamente de la realidad. Así es como las sociedades se suicidan.

MN: Una de sus frases más llamativas de su nueva obra es la siguiente: "Ganamos la Revolución Americana pero perdimos la revolución sexual". ¿Qué quiere decir con esto?

RR: Mira bien a tu alrededor. La mala percepción y uso del sexo han devastado nuestra sociedad. Una vez que se subvierte, de forma consciente, la finalidad procreadora del sexo, separando el sexo de los pañales, hay una pendiente muy resbaladiza, más bien un acantilado, un basurero moral donde las relaciones sexuales son simplemente una forma de entretenimiento degradado.

Se busca solo el placer del acto, a la vez que se niega aquello hacia lo cual el acto está esencialmente ligado por Naturaleza. De aquí, podemos derivar  la cuasi omnipresencia de la pornografía, el aborto, las relaciones sexuales disfuncionales, la disolución de la familia tradicional, la paternidad o maternidad soltera, etc. La lógica de la situación hace que sea muy fácil ver hacia dónde se nos dirigimos ahora: la poligamia y la poliandria. Todo vale en esta distopía sexual.

En la Revolución Americana se luchó por la causa de la libertad; la revolución sexual se libró para esclavizar a la gente a sus pasiones e instintos más básicos.

MN: Benjamin Franklin dijo que los colonos habían creado una república "si podían mantenerla". ¿Tenían en mente los Padres Fundadores una república de ciudadanos virtuosos? ¿Qué sucede cuando se pierde la noción de virtud?

RR:  John Adams podría haber hablado en nombre de todos los Padres Fundadores cuando escribió: “Todos los que investigan la Verdad, antiguos y modernos, paganos y cristianos, han declarado que la felicidad del hombre, así como su dignidad, consiste en la virtud ”. George Washington proclamó que "no hay verdad más plenamente establecida que la de que existe en la economía y en el curso de la naturaleza una unión indisoluble entre virtud y felicidad". Gouverneur Morris, firmante de la Constitución dijo que “la moral es el único apoyo posible de los gobiernos libres”.

Los mismos Padres Fundadores predijeron nuestro declive si no podíamos mantener nuestro carácter moral. Estas son solo algunas de sus advertencias:

En 1776, Samuel Adams aconsejó que "la disminución de la Virtud pública suele ir acompañada de la disminución de la Felicidad pública, y la Libertad pública no sobrevivirá por mucho tiempo a la Extinción total de la Moral". Aconsejó que, "si somos universalmente viciosos y libertinos en nuestros modales, aunque la forma de nuestra Constitución lleve el rostro de la libertad más exaltada, en realidad seremos los esclavos más abyectos".

Su primo John Adams estuvo de acuerdo:

No tenemos un gobierno, armado de poder, capaz de luchar contra las pasiones humanas, frenadas por la moral y la religión. La avaricia, la ambición, la venganza y el libertinaje romperían las cuerdas más fuertes de nuestra Constitución, como si una ballena atravesara una red.


Charles Carroll, el único católico firmante de la Declaración de Independencia, advirtió:

Sin moral, una república no puede subsistir por mucho tiempo; por lo tanto, los que condenan la religión cristiana, cuya moralidad es tan sublime y pura… están socavando el sólido fundamento de la moral, el elemento más óptimo y seguro para la supervivencia de los gobiernos libres.


Tales advertencias de los Padres Fundadores son demasiado numerosas como para contarlas todas. Tal como predijeron, estamos en graves problemas porque la virtud necesaria para sostener la República está desapareciendo a pasos agigantados, acercándose hacia un  punto irreversible.

MN: Su libro fue escrito antes de que estallaran las protestas de Black Lives Matter. Desde entonces se ha hablado de manera inaceptable sobre los ideales de los Padres Fundadores. Esto era de esperar, pero hubo una posición suya que me sorprendió: defender a los Padres Fundadores contra ciertos conservadores que cree que son, en última instancia, responsables de los excesos del BLM y el relativismo moral. ¿No es ridículo?

RR: Sí, y creo que mi libro demuestra que es así. Además, cualquiera que lea America on Trial aprenderá que las perspectivas de BLM y del Proyecto 1619 sobre la fundación no tienen fundamento alguno. Lo más impresionante de estos puntos de vista es cuánto es necesario ignorar de nuestra Historia para asumirlos.

MN: La caracterización de la “hipócritas” parece ser ya suficiente para acabar con cualquier defensa de los Padres Fundadores y sus valores  ¿está manchada  la fundación de nuestra República por un doble rasero: una declaración de independencia para los estadounidenses blancos y una afirmación de la esclavitud para los negros?

RR: Seamos claros:

Durante toda la historia registrada hubo esclavitud. La esclavitud era la norma, no la excepción. El Proyecto 1619 afirma que la esclavitud estaba en nuestro ADN. Sorprendentemente, no menciona la esclavitud que los nativos americanos practicaron durante siglos, mucho antes de que llegaran los ingleses y, también, mucho después.

Es muy irónico que el Tribunal Supremo haya decidido recientemente devolver la parte oriental de Oklahoma a las tribus nativas americanas de allí. Una objeción a esto es el hecho de que esas tribus se pusieron del lado de la Confederación en la Guerra Civil porque tenían esclavos en 1860 en sus territorios tribales, y querían quedarse con ellos. Y, por lo tanto, el argumento en contra de devolver esa parte de Oklahoma es que renunciaron a sus derechos soberanos al ponerse del lado de la Confederación, que, recordemos, perdió la guerra.

Por lo tanto, los nativos americanos no tenían ningún problema con la esclavitud. No creo que hubieran estado de acuerdo con Abraham Lincoln cuando dijo: "Si la esclavitud no está mal, nada está mal".

Nada de lo que digo aquí tiene la intención de contradecir el horror de la esclavitud tal como la practicaban los blancos en los estados esclavistas.

En cualquier caso, la existencia de la esclavitud no era la verdadera cuestión. La verdadera pregunta debería ser: ¿cómo y por qué se eliminó? En lugar de justificar la esclavitud, la Declaración de Independencia proporcionó el principio moral de la igualdad humana para la extirpación definitiva de la esclavitud en los Estados Unidos. “Todos los hombres son creados iguales” no parece confirmar la teoría del ADN del racismo en el origen de Estados Unidos.

Por supuesto, fue solo cuando este principio moral impregnó a la sociedad y al orden político que la eliminación del gran mal de la esclavitud fue posible.

Con respecto a la esclavitud, Thomas Jefferson escribió: "De hecho, tiemblo por mi país cuando pienso que Dios es justo, pues Su justicia no puede dormir para siempre". A pesar de que era un dueño de esclavos, Jefferson, como todas las figuras principales de la Fundación, consideraba la esclavitud algo inmoral.

En 1861, el vicepresidente confederado Alexander H. Stephens dijo lo mismo:

Las ideas predominantes que sostenían él [Jefferson] y la mayoría de los principales estadistas en el momento de la formación de la antigua constitución eran que la esclavitud del africano violaba las leyes de la naturaleza; que estaba mal en principio, social, moral y políticamente. Era un mal que no sabían muy bien cómo lidiar, pero la opinión generalizada de los hombres de esa época era que, de una u otra forma en el orden de la Providencia, la institución sería evanescente y desaparecería.


Cualquiera que no sepa que esto ha sido así, simplemente ignora la historia.

Pero, tal como preguntas, ¿la Declaración igualdad fue solo para los blancos? No, según su autor principal. Jefferson colocó en la Declaración "una verdad abstracta, aplicable a todos los hombres y todos los tiempos". Si fuera de otra manera, ¿por qué en la década que va de la Declaración a la Constitución todos los estados al norte de la línea Mason-Dixon y al norte del río Ohio abolieron la esclavitud o aprobaron medidas que condujeron a su abolición en 1800?

¿Y por qué la Ordenanza del Noroeste, aprobada por el Congreso en 1787, prohibió la esclavitud en el enorme territorio que luego comprendería cinco estados del Medio Oeste? ¿Por qué la Constitución contenía una disposición para permitir la aprobación de una ley en 1808 para prohibir el comercio extranjero de esclavos, que el Congreso aprobó en ese momento?

El presidente Jefferson aplaudió la medida que se avecinaba "para retirar a los ciudadanos de los Estados Unidos de toda participación futura en las violaciones de los derechos humanos que se han prolongado durante tanto tiempo sobre los habitantes inofensivos de África, y que la moral, la reputación y los mejores intereses de nuestro país han estado ansiosos por proscribir durante mucho tiempo".

¿Por qué, en 1820, el Congreso lo convirtió en un crimen capital? ¿Y por qué se libró una Guerra Civil en la que, según las investigaciones más recientes, unos 400.000 soldados de la Unión perdieron la vida para preservar la unión y acabar con la esclavitud?

 

Entrevista traducida al español por D. Marcelino




Comentarios

Entradas populares